Lo heroico en el documental deportivo

Galo Betancourt

El perfil como género ha sido parte del periodismo y del documental. En el periodismo por la coyuntura y la brevedad, cuenta con poco tiempo para realizarlo y es una visión más general sobre la vida de un personaje.

El documental -en cambio- prioriza a la historia dramatúrgica, con un tiempo más extenso de realización. Dos películas deportivas son un ejemplo de aquello y hablan de la  vida del jamaiquino Husain Bolt y del ecuatoriano Millan Ludeña: “I´m Bolt” (2016) y “From Core to Sun” (2018), respectivamente.

“I´m Bolt” narra la vida de “El hombre más rápido del mundo”, los meses previos a la Olimpiada de Brasil 2016, donde buscó consagrar la carrera más importante de un atleta en la historia, ganando por tercera vez las competencias de 100m, 200m y 4x100m relevos.  

Mientras en “From Core to Sun”, Millan Ludeña es un ingeniero agrónomo aficionado al deporte, que se propone obtener dos récord Guinness. Para ello tendrá que correr 21 kilómetros en el punto más cercano al centro de la tierra y otros 21, en el punto más cercano al sol.

foto betancourt

Los retos de Ludeña y Bolt son incomparables en el deporte, pero en el cine son equivalentes para el espectador. Vamos a vivir, palmo a palmo, todas las dificultades que sufren sus protagonistas hasta llegar al clímax de las historias, y aquello, a parte de que entretiene, sensibiliza.

Bolt, ya no es el favorito de las Olimpiadas 2012, sin embargo, mantiene su nivel en el Mundial de Pekín 2015. A pesar de las críticas y de sus años encima, físicamente se encuentra en un excelente nivel. Sin embargo, el documental nos presenta un Bolt que también tiene una serie de debilidades.

Trailer I´m Bolt

La fama, los autos lujosos, las discotecas en boga, no parecen ser el mejor entorno para él. Su entrenador con ironía reclama: “sería bueno que algún fin de semana estuvieras sobrio”. Al pedir el cambio de una canción en la tarima de un bar, Bolt resbala y sufre una lesión en el tobillo, que tendrá como resultado algunos meses de para.

El documental indaga en su vida y ahonda en las complicaciones que sufrió: una grave escoliosis afectó toda su carrera desde que era un niño. No era el alumno preferido de su entrenador y era muy alto para el tipo de carreras que practicaba.

Pero también tenía un espíritu inquebrantable. Con apenas 15 años, gana el mundial juvenil en 2002 en Jamaica. Bolt confiesa en el documental, que ese fue el mejor momento de su vida, porque a pesar de sus limitaciones técnicas y físicas, logró ser “el mejor” frente a su gente.

Carreras en categorías juveniles de Bolt

Algo que diferencia a “I´m Bold” y “From Core to Sun”, es el camino estético que eligen para ser relatadas. La película ecuatoriana prioriza en la estética, en tomas aéreas espectaculares y en una lograda fotografía. “I´m Bolt”, es absolutamente minimalista. Es un documental de cine directo con varias entrevistas, que muestran una faceta más íntima del corredor más importante de la historia.

En “From Core to Sun” el respaldo anímico se centra en la novia de Ludeña que acompaña a su pareja en la desventura del día a día, entrenamientos a veces rotos por el trabajo burocrático. Además de las limitantes que encuentran  en el proceso de lograr el primer récord Guinness deportivo del Ecuador en la mina Mponeng, Sudáfrica (-3,560m).

Trailer “From Core to Sun”

Sin duda este interesante documental retrata momentos naturales, pero al tratar de construir otras escenas cinematográficamente, termina siendo muy forzado. Existen algunos ejemplos de lugares comunes en la trama: el asenso al cerro Santa Ana de Guayaquil hasta el faro, como Rocky en Filadelfia o la madre de Ludeña rezando con la biblia en la mano, mientras su hijo asciende el Chimborazo.

En todo caso, estos documentales deportivos merecen nuestra atención. “I´m Bolt” se encuentra disponible en la plataforma virtual Netflix y “From Core to Sun” aún está en cartelera.

El sufrimiento de Odiseo, Bolt y Ludeña

La Odisea, el poema griego que en 24 cantos describe el sufrimiento de Ulises (Odiseo) antes de regresar a Ítaca, es un símil perfecto del sacrificio de los deportistas frente a las distintas disciplinas que practiquen.

En el deporte cuando se pretende algo importante, a la par surge la exigencia que llevará a los atletas al límite e incluso más allá. Para Homero, el autor de la Odisea, como para los realizadores de estos documentales deportivos, el triunfo es efímero y solo un punto cumbre, por eso resulta más importante narrar la difícil trayectoria de sus héroes o antihéroes antes de conseguir el objetivo.

Al final de la Odisea, Ulises regresa a Itaca después de 20 años de sufrimiento para reencontrarse con su familia. Así como Bolt y Ludeña, quienes también serán recompensados por su esfuerzo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s