Pelé versus Maradona en el cine

Galo Betancourt

¿Quién fue el mejor futbolista de todos los tiempos: “Pelé” o Maradona? Es una de las más grandes incógnitas entre los futboleros. Y en realidad no tiene respuesta, ya que son incomparables. Pertenecieron a dos épocas y estilos distintos. En todo caso, el cine no ha sido ajeno a la hora de retratar su respectiva grandeza.

foto Betancourt

Curiosamente “El Rey” ha sido más cercano a la ficción y “El Pelusa” al documental. Esto no es algo gratuito, porque los dos son personajes radicalmente antagónicos. “Pelé” es un héroe. No solo dentro de las canchas, en las que anotó más de 1000 goles, sino fuera de ellas, manteniendo una vida relativamente tranquila y siendo “políticamente correcto” sobre todo con el poder. Mientras Maradona es un antihéroe que supera la ficción. Su vida, hasta ahora, está llena de altibajos con las drogas y los escándalos, además es frontal en su posición política, como militante del progresismo latinoamericano.  

De ahí que Hollywood haya invertido en una película homenaje al brasileño y que, por otro lado, uno de los cineastas más importantes de los últimos tiempos como el serbio Emir Kusturica, retrató a Maradona en un modesto documental.

De cuando nació el redentor

Pelé, el nacimiento de una leyenda (2016), es una producción que se proyectaba como parte del Mundial de Brasil 2014, pero dos años después recién tuvo su estreno comercial. Casi pasó desapercibida en los Estados Unidos y no fue un éxito de taquilla. Sin embargo, sí tiene un valor al contar los primeros años del 10 brasileño, hasta la consecución de su primer título mundial en Suecia 1958, con apenas 17 años.

Trailer Pelé, el nacimiento de una leyenda

La película en su introducción crea el ambiente de algo muy cierto. Brasil no era el pentacampeón de hoy. Era un país alterado por la sicosis que produjo el “Maracanazo”. En 1950, Uruguay arrebató a “los cariocas” el título mundial a domicilio, con un equipo sencillo y realmente sin posibilidades. La autoestima estaba por los suelos y no solo en el fútbol sino en la vida cotidiana de la gente. Ahí, justamente, desde las entrañas del pueblo brasileño, nació su hijo más amado: Edson Arantes do Nascimento, “Pelé”.

Esta cinta tiene escenas logradas, pero al insertarse en el formato “hollywoodense” muchos aspectos son por demás forzados e irreales. Ese es el caso del antagonista de “Pelé”, el delantero José “Mazzola” Altafini. Por otra parte, el “jogo bonito” (juego bonito), como eje de toda la película, desmerece tanto a Pelé como a otros grandes del fútbol brasileño como Manuel Francisco dos Santos, “Garrincha”, quienes no solo mostraban individualidades sino un verdadero juego técnico y colectivo, que los llevó a ser el mejor equipo más laureado de la historia.  

“Pelé” también fue parte de la recorda: Victory o Fuga a la victoria (1981) dirigida por John Huston. Ahí compartió elenco con Michael Caine, Sylvester Stallone y Max von Sydow, además de otros astros del fútbol mundial como Bobby Moore, Paul van Himst, Osvaldo Ardiles, Kazimierz Deyna.

Trailler Victory

La película está basada en la leyenda del Partido de la muerte, en la que el equipo ucraniano FC Start derrotó a soldados nazis en 1942, durante la ocupación.

“Si yo fuera Maradona, viviría como él”

Amando a Maradona (2005), es un documental muy interesante y sobre todo recomendado a quienes veneramos al 10. Aquí no se pretende complejizar su vida, sino más bien se ahonda en la pasión que despierta en sus millones de seguidores en el mundo.

Trailer Amando a Maradona

El documental refleja a Maradona y su carácter en la cancha. Diego nunca fue cercano a lo posible. No se sintió bien jugando en el Barcelona de España, donde nunca encajó. Maradona es un mago de lo imposible. Lideró a un equipo pequeño como el Napoli a lo más alto del fútbol de Italia y de Europa. Fue campeón mundial con una Argentina en la que casi nadie confiaba, enfrentando entre otros rivales a Inglaterra, anotando en un mismo partido “el gol del siglo” y otro con “la mano de Dios”.

Maradona fue capaz de darle identidad a un pueblo rechazado como Nápoles y, en un momento complejo para la Argentina, levantar un torneo mundial. Todo esto despertó una pasión casi obsesiva en el mundo, donde es visto por muchos como un santo y como un dios. Incluso existe una iglesia en su honor, la Iglesia Maradoniana. Todo esto se puede ver en Amando a Maradona.

Maradona (2008) de Emir Kusturica, en cambio, ahonda en sus características de antihéroe, tanto dentro como fuera de la cancha. No solamente en su relato se expone su complejidad, sino en una entrevista íntima, donde el “Pelusa” devela sus adicciones y debilidades. Confiesa además las cargas que afronta a diario.

En esta producción, Kusturica no se esconde como fan de Maradona. Más bien se muestra abiertamente y elije un relato verité, donde influye en la realidad. El recorrido que hace el cineasta es frontal y sincero y llega a donde pretende, al núcleo de este personaje, odiado por tantos y amado por otros.

Extracto del documental Maradona