El Colectivo Europeo de la Diversidad Ecuatoriana (CEDE) pide al Relator Especial sobre la Promoción y Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión medidas urgentes para sancionar a los responsables de la persecución e intimidación contra el periodista Orlando Pérez y su familia tras las amenazas de muerte recibidas.

Este tipo de intimidaciones se dan en el contexto del revanchismo político y persecución que sufren todos los seguidores del ex mandatario Rafael Correa y que se agudizó tras las protestas de octubre de 2019, denuncia el colectivo.

“Esta persecución se ha materializado en: censura, pérdida del trabajo, violación a la intimidad, al honor, a la libertad de cátedra, privación de libertad y derechos procesales, entre otros” dice el comunicado.

El CEDE señala que en Ecuador, a pesar del cambio de gobierno, se continúa con la judicialización de la política incurriendo en delitos de odio y persecución política “esta práctica lamentablemente es repetida por el actual presidente de la República Guillermo Lasso, que representa el continuismo de Lenin Moreno”.

En este sentido, “ciertos actores y sectores políticos, se han dedicado a destruir los espacios de información y opinión que mantuvieron una línea crítica con el gobierno anterior y que, en la actualidad, representan una voz disidente de la oficialidad” puntualiza el colectivo.

Además señalan que en Ecuador existen “dispositivos estatales clandestinos dispuestos a manejarse con las prácticas del terror” y lamentablemente el “Estado ecuatoriano se ha convertido en cómplice, aplicando una justicia selectiva, dejándolos actuar, impidiendo su investigación y accionar, e incluso azuzando una opinión favorable a este tipo de actos mafiosos”.

Así pues, desde el 11 de abril del 2021 el periodista Orlando Pérez ha recibido toda clase de amenazas, improperios y un hostigamiento en redes sociales, del tipo “Ya se te acabó la impunidad”, “Lárgate del Ecuador”, entre las publicables. Y además ha recibido llamadas telefónicas amenazantes e interferencia en sus correos electrónicos, revela el CEDE.

El viernes 20 de agosto de 2021, llegó a la cuenta de Instagram del señor Pérez una amenaza de muerte contra él y su familia, colocando fotos personales y de sus hijas. Frente a eso ha puesto una denuncia en la Fiscalía por intimidación.

Por tanto, el Colectivo Europeo de la Diversidad Ecuatoriana, en base al mandato del Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, solicita:

  • Reunir toda la información pertinente sobre las violaciones del derecho a la libertad de opinión y de expresión, la discriminación, las amenazas o el uso de la violencia, el hostigamiento, la persecución o la intimidación contra el señor Pérez y su familia, acciones que tratan de impedir el ejercicio de su derecho a la libertad de opinión de expresión, en particular, como cuestión de alta prioridad, toda vez de que se trata de un periodista que trabaja en la esfera de la información;
  • Solicitar información fidedigna y fiable a el Gobierno ecuatoriano, respecto a qué acciones ha realizado para ubicar y sancionar a los responsables de estas prácticas intimidantes en contra del señor Pérez y su familia;
  • Formular recomendaciones y hacer sugerencias sobre los medios de promover y proteger mejor el derecho a la libertad de opinión y de expresión en todas sus manifestaciones en el Ecuador; y
  • Contribuir a la prestación de asistencia técnica o de servicios de asesoramiento por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a fin de promover y proteger mejor el derecho a la libertad de opinión y de expresión en el Ecuador.

Por Editor