La vergüenza de aparecer en la escena

César Armando Bermeo|

Sería interesante conocer de qué material están hechos ciertos personajes que, luego de haber sido parte de gobiernos recordados por dejar en soletas el país, aparecen en la escena política sin ninguna vergüenza y sin ningún reparo.

Lucio Gutiérrez quien fuera defenestrado del poder en 2005 por haberse entregado por completo a los empresarios y al gran capital, hoy aparece como pre candidato presidencial porque según él, “está preparado y es la mejor opción”, ¿Acaso nos olvidamos del desastre de gestión? Bueno nosotros no.

Gutiérrez ganó las elecciones con una propuesta de izquierda y una vez en el poder quedó en evidencia sus afectos al neoliberalismo. Los casos de nepotismo en todas las funciones del estado, el uso de los fondos públicos para otros menesteres,  el entreguismo al FMI y el haberse declarado “el mejor amigo” de Estados Unidos provocaron que la gente, a quien llamo despectivamente  “grupo de forajidos” se convocara en una gran manifestación que dio fin a su gobierno.

Acaso ya olvidamos cuando su embajador en la Argentina permitió que un acusado de crímenes de Lesa Humanidad paseará en el automóvil destinado para uso oficial de la Embajada, y las declaraciones de su Canciller Suquilanda sobre los “colombianitos” que tenía su madre como empleados sin ningún derecho ni seguridad social ?

Las recetas neo liberales aplicadas por “los mauricios”, equipo económico de Gutiérrez, empobrecieron el país. Los negocios de su hermano Gilmar y de su primo Renán, la designación de sus hermanas como embajadoras, los globos inflados en la Av. Córdova Galarza   para lograr un Record Guinnes inventado por su esposa Ximenita y su vice ministro de Bienestar Social a bordo de su Hummer ocupando los fondos del programa de Alimento Escolar en pagar gente para movilizaciones y luego cubrir de matones el ministerio, muestran la “preparación” de  Lucio. Recientemente cuando auditaron el  fondo de gasto electoral del partido Sociedad Patriótica  se encontraron facturas de cirugías para reconstrucciones vaginales, gastos que hasta donde sabemos, no tienen nada que ver con la actividad electoral.

Quien ni siquiera pudo lograr estabilidad para gobernar cuando fue presidente se presenta hoy como el salvador de la patria. El que ordenó a sus asambleístas votar en bloque con el oficialismo formando una mayoría para “la gobernabilidad” ahora pretende desmarcarse del gobierno cuántico mientras mantiene a su adalid Cesar Solórzano como primer vicepresidente en la asamblea y facilitando que las medidas solicitadas por el FMI sean aprobadas.

Gutiérrez y su partido han sido parte del actual gobierno. Gutiérrez apoyó la “consulta del 7 veces Sí” y ahora sin un mínimo de vergüenza pretende presentarse como la mejor opción, una especie de Mesías para este país que  ha pecado en ingenuidad al permitir que esta gente vuelva a la palestra política, sucedió con Mahuad con Bucaram y ahora con este individuo, ¿Los vamos a dejar o al fin pondremos fin a estos políticos fracasados?