CNT y Armiled, nueva guarida del morenismo offshore

Economía|Ezequiel O. Salinas|

– El gerente de la empresa pública CNT, Darwin Romero, es amigo personal de Moreno y tiene dos offshore a su nombre en Panamá.

– Iván Granda ya tenía conocimiento de las offshore de Darwin Romero, pero decidió ignorarlo hasta concluir la privatización a cargo de Santiago Cuesta.

– Romero coordinó con Gustavo Araujo y Lorena Gaibor, quienes manejan el catálogo de Sercop, para eliminar los controles del Sercop para servicios de seguridad privada. María Paula Romo también se negó a imponer controles a los contratos de seguridad privada, a pesar de que lo ordenaba el Decreto Ejecutivo de austeridad.

– Romero entregó tres contratos de seguridad privada a dedo por $26 millones a Armiled, vinculada a Dany Walker, amigo muy cercano de Lenin Moreno. CNT manipuló los concursos al descalificar al resto de participantes.

– Walker y Romero comparten amistad con Lenin Moreno, comparten la directiva en el Aucas y comparten interés por tener su dinero en paraísos fiscales, en empresas offshore en Panamá.

– Lenin Moreno, además de hincha del Aucas, participa como figura promocional en los actos publicitarios de CNT.

* * *

Darwin Romero Mora fue nombrado Gerente General de CNT EP en junio de 2018. Antes, entre otras ocupaciones, era Gerente de Sociedad Deportiva Aucas. En Aucas, era socio y trabajaba junto a Danny Walker, Elena Chiriboga Ati, así como junto a Alex Anchundia, todos miembros de la Directiva del equipo capitalino junto a Romero. Anchundia es actualmente Gerente Zonal 5 de CNT, nombrado por Romero. Medios deportivos y políticos han hecho eco ya de este entramado de relaciones entre Aucas y CNT.

La asociación ilícita surge en la relación entre la eliminación de controles de las ccontratación de seguridad privada del Servicio Nacional de Contratación Pública (SERCOP) y los recientes contratos entre CNT y la empresa Armiled Cía. Ltda.

De acuerdo con la información registrada en el portal de la Superintendencia de Compañías, esta empresa fue formalmente hasta el 2012 de propiedad de Danny Walker, el amigo de Romero y dirigente de Aucas, cuando le cedió su participación al FIDEICOMISO MERCANTIL DE TENENCIA LEIDASA 1. Este fideicomiso cedió posteriormente toda su participación a uno de los actuales accionistas, Segundo Vicente Logacho Vargas en febrero de 2014. En sus registros también constan Elena Chiriboga Ati, como ex Presidente de Armiled Cía. Ltda. hasta 2016, también dirigente de Aucas en la época de Romero.

Asimismo, el actual Gerente de Armiled, Guillermo Alejandro Miranda Samaniego, sigue siendo socio cercano de Daniel Walker en varias empresas offshore registradas en Panamá:  CLUB DEPORTIVO DEL VALLE INC., LEIDASA INC. Y SABILE ASSETS INC. Los vínculos entre administradores y dueños de Armiled Cía. Ltda. y el actual Gerente de CNT son evidentes.

Vale la pena indicar que los actuales dueños de Armiled Cía. Ltda., aparentes testaferros de Walker, han pagado ínfimas cantidades en impuesto a la renta.

En octubre del 2015, mediante Resolución no. RI-SERCOP-2015-202, el SERCOP, junto al Ministerio del Interior, llevó a cabo una estandarización de los contratos servicios de seguridad que requería y contrataba el Estado, así como sus precios referenciales. Esto se lo hizo mediante el procedimiento “Selección de Proveedores de Convenio Marco para la Prestación de Servicios de Vigilancia y Seguridad Privada Fija”. Con ello, SERCOP firmó en aquel entonces convenios marco con cerca de 200 empresas de seguridad en el país, para que formen parte del conjunto de prestadores de estos servicios para el Estado, con precios referenciales únicos para los diferentes tipos de servicios y estandarizados para todo el país. Este mecanismo de compra rigió efectivamente desde el segundo semestre de 2016: cada compra se realizaba a través de una puja a la baja de precios (subasta inversa). Este “catálogo de seguridad” constaba hasta hace algunos meses atrás en la página web establecida para ello por SERCOP, pero ha desaparecido, pues tal catálogo no fue renovado en 2018 por Gustavo Araujo y Lorena Gaibor, a pedido de Darwin Romero, gerente de CNT.

Mientras rigió la herramienta del catálogo en el gobierno anterior, Armiled proveía “apenas” un poco más de USD 1 millón al año a todo el Estado. Con el catálogo, Armiled vendió en 2017 a CNT un contrato por USD 67 mil pues otras empresas participaban y ganar contratos compitiendo y los precios se redujeron considerablemente, generando ahorros al país. Con el catálogo, el Estado redujo en un 44% el gasto total en seguridad.

Resulta curioso que en el Decreto 135 (de austeridad) emitido en septiembre de 2017 por Lenin Moreno, en su artículo 28, obliga al Ministerio del Interior a poner costos referenciales para seguridad, cosa que hasta ahora no ocurre. Es una negligencia muy conveniente de María Paula Romo.

Este catálogo rigió hasta julio de 2018. La actual administración de SERCOP decidió darlo de baja. ¿Por qué? Justo desde ese mes, es decir, un mes después de haber sido nombrado Romero como Gerente de CNT, y desde que Gustavo Araujo y Lorena Gaibor de Sercop decidieron no renovar los convenios marco y su herramienta de catálogo de seguridad, ARMILED recibió contratos a dedo con CNT por USD 26 millones en servicios de seguridad privada por 2 años. Estos contratos ya no fueron adjudicados mediante procesos competitivos, sino a dedo. En todos ellos ofertaron algunos otros proveedores, pero con argucias CNT descalificó a todos los demás oferentes, siendo hasta 5 otros proveedores eliminados, excepto Armiled Cía. Ltda., quien volvió a llevarse el pastel completo. Estos son los procesos:

Finalmente, y aún más evidente, el actual Gerente de CNT, el señor Romero, registra y mantiene sociedades offshore en Panamá, paraíso fiscal, violando el mandato de la consulta popular de 2017 sobre paraísos fiscales y la ley orgánica para su aplicación, lo que implicaría su inmediata destitución, ya que es directivo de las empresas CNS Panamá S.A y OPTELSA S.A. de conformidad al Registro Público de Panamá.

No solo el Aucas ha ganado con este gobierno, sino de forma personal sus directivos y las empresas de sus directivos, retomando malas prácticas que ya se habían superado. Cuando funcionarios de Arcotel informaron de estos hechos a Iván Granda, hoy Secretario Anticorrupción hace pocas semanas, se despidió al director de Arcotel y se argumentó que era un intento de boicotear la privatización de CNT a cargo de Santiago Cuesta.

La lucha contra la corrupción de Moreno y sus funcionarios es un discurso fraudulento. Queda demostrado. Desmantelan los avances realizados en el gobierno anterior. Las instituciones eliminan los controles y dan vía libre para este tipo de prácticas, que asumimos, no pasará solamente con seguridad y con CNT. Esconde su riqueza mal habida en empresas offshore en paraísos fiscales: Sonnenholzner, Merlo, Jurado, Romero y la mismísima familia Moreno. Seguiremos buscando.