Ezequiel O. Salinas

Como testigo del regreso de la Argentina al FMI no me queda ninguna duda que el Ecuador va por el mismo camino.

En el gobierno de Cristina Fern谩ndez de Kirchner, Argentina dio una enorme lucha en contra de los fondos buitres. Lider贸 en las Naciones Unidas el establecimiento de reglas globales para la reestructuraci贸n de la deuda soberana. Y en el marco del G-20, impuls贸 la necesidad de la regulaci贸n financiera y la lucha contra los para铆sos fiscales. A nivel nacional, impuls贸 la sustituci贸n de importaciones y transform贸 al banco central para que contribuya a financiar el desarrollo.

El peronismo progresista, denunci贸 reiteradamente que un triunfo de Macri llevar铆a a la Argentina de vuelta al Fondo. Tambi茅n denunci贸 que Macri pactar铆a con los fondos buitres y seguir铆a un camino de endeudamiento agresivo a expensas de la soberan铆a argentina. Macri constantemente lo neg贸.

En el gobierno de Rafael Correa, Ecuador renegoci贸 parte de su deuda externa con Wall Street. Lider贸 en Naciones Unidas un tratado vinculante de derechos humanos para empresas transnacionales. Y, tambi茅n en la ONU, impuls贸 la creaci贸n de una instancia de cooperaci贸n tributaria en contra de la evasi贸n tributaria y de los para铆sos fiscales. A nivel nacional, busc贸 precautelar la dolarizaci贸n controlando las importaciones y tambi茅n transform贸 al banco central para que contribuya a financiar el desarrollo nacional.

Ante el viraje de Len铆n Moreno, los 鈥榗orre铆stas鈥 denunciaron reiteradamente que se estaba llevando a cabo una derechizaci贸n del gobierno y que Moreno devolver铆a el pa铆s a las transnacionales, al FMI y al tutelaje de los Estados Unidos. Los 鈥榤orenistas鈥 todav铆a lo niegan.

Antes de acudir al FMI, Macri realiz贸 la primera parte del ajuste econ贸mico, cuyas consecuencias las enfrentan las clases medias y populares. Entre otras, el acuerdo con el FMI recientemente anunciado agudiza el ajuste, desfinancia a las provincias argentinas, dispone que debe haber super谩vit primario, fomenta las privatizaciones, privilegia el endeudamiento externo e imposibilita que el banco central financie el desarrollo.

El FMI desembolsar谩 50.000 millones de d贸lares a Argentina. Sin regulaciones a los movimientos de capitales y a las importaciones (que Macri desmont贸), ese dinero se fugar谩 de la econom铆a argentina en poco tiempo y la situaci贸n econ贸mica se agravar谩.

En el caso argentino, lo m谩s obsceno es que buena parte del gabinete de Macri 鈥揺x gerentes de grandes corporaciones鈥 tienen sus capitales offshore y la devaluaci贸n del peso les result贸 muy rentable. Estos conflictos de inter茅s son comunes 鈥揳 veces pareciera que es un requisito鈥 para que se puedan llevar a cabo estas medidas antinacionales y antipopulares.

El gabinete de Moreno tambi茅n est谩 lleno de representantes del sector empresarial, incluso vinculados a capitales transnacionales tur铆sticos y petroleros, y su 煤ltimo giro a la derecha se cristaliz贸 con la entrega del Ministerio de Econom铆a y Finanzas y el Servicio de Aduana a representantes corporativos. El Ministro de Comercio Exterior e Inversiones, supuestamente encargado de atraer inversiones, ha sacado millones de d贸lares del pa铆s.

La Trole 3 es muy similar a los requisitos que pidi贸 el FMI a la Argentina. Incluye despidos y liquidaciones por el 10% del presupuesto, disminuci贸n de recursos a los municipios y provincias, obligatoriedad de super谩vit primario, prohibici贸n de financiamiento del Banco Central, orientaci贸n hacia el endeudamiento externo, facilitaci贸n de privatizaciones y permisividad en la fuga de capitales. El primer informe de la Trole 3 no la cambi贸 sustancialmente. Esta ley, sumada a la derogaci贸n de la tasa de control aduanero y el bobo aperturismo comercial, significar谩 un ajuste macroecon贸mico similar a lo que est谩 viviendo en la Argentina.

En esas condiciones, no vendr谩 la inversi贸n extranjera. El mercado interno se debilitar谩 por la contracci贸n econ贸mica 鈥搇a convulsi贸n social aumentar谩鈥 y el potencial exportador (a煤n si le exonera totalmente del impuesto a la renta) estar谩 limitado por la rigidez cambiaria de la dolarizaci贸n en medio de las inminentes devaluaciones que ocurrir谩n nuevamente en la regi贸n.

La Trole 3 elimina las fuentes de financiamiento interno 鈥損roh铆be que el Estado reciba financiamiento del banco central, de los bancos p煤blicos y de la seguridad social鈥 y ordena que los pr茅stamos ya otorgados no sean renovados. Esto est谩 dise帽ado para que la 煤nica opci贸n que le quede al gobierno sea acudir al FMI.

Firmar una carta de intenci贸n con el FMI con el contenido de la Trole 3 hubiese sido rechazado por la sociedad. Por eso Moreno implementa las condiciones de forma 鈥渟oberana鈥 para que la nueva carta de intenci贸n con el FMI sea potable. A la Trole 3 hay que detenerla.

El progresismo ecuatoriano debe actuar de forma urgente, debe invitar a los progresistas argentinos para que compartan con los trabajadores y las universidades lo que se est谩 viviendo en la Argentina.

No hay tiempo que perder, pues hoy, el Ministro de Econom铆a y Finanzas ya se encuentra en Washington.

Por admin