¿Cómo robar por ley en el Ecuador de los amigos de Lenín Moreno?

Ezequiel O. Salinas|

Una cosa es que les condonen las deudas a los pequeños agricultores. Una cosa es darles una nueva oportunidad a los deudores con deudas menores a mil dólares y que estaban condenados por el estigma de la central de riesgos. Una cosa es que les perdonen los intereses del crédito educativo a los estudiantes retornados que no pueden conseguir trabajo por las fracasadas políticas de su mismo gobierno acordadas con el FMI.

Pero otra cosa es eliminar la ley 50/50 de ganancias extraordinarias a las petroleras y mineras. Otra cosa es una remisión tributaria dirigida a las grandes transnacionales petroleras. Otra cosa es legitimar la doble contabilidad y saltarse el pago de utilidades a los trabajadores. Una contabilidad para resolver “extrajudicialmente” los juicios del SRI y otra contabilidad para pagar las utilidades a los trabajadores.

Pero la Trole 3 no solo que cristalizó prácticas institucionales orientadas a la concentración del poder económico a favor de las élites y las transnacionales. La Trole 3 tiene muchas disposiciones reformatorias que establecen, con muchísima claridad, beneficios particulares y corruptos para personajes de este gobierno.

En anteriores ocasiones ya comentamos los golazos de la Trole 3 que favorecieron directa y exclusivamente a las empresas inmobiliarias de la familia del Ministro Pablo Campana. Mencionamos también cómo la Trole 3 favorecía a otros grupos de poder que lavan capitales mediante paraísos fiscales, incluyendo a Jaime Nebot.  También analizamos cómo la Trole 3 significó un cambio de modelo económico.

La Trole 3 no solo perdona deudas tributarias del pasado, también se anticipa a perdonar deudas del futuro. Hay artículos que legitiman el contrabando al permitir pagos diferidos de aranceles (en cómodas cuotas) cuando se descubren mercancías contrabandeadas. Se establece una reducción de las tasas de interés de las deudas de futuros juicios tributarios, cuando se impugnen las decisiones del SRI. Crea una remisión permanente, al permitir que los contratistas del Estado (indistintamente del tamaño) no paguen intereses de sus deudas tributarias. También hace extensivos los subsidios tributarios de forma retroactiva para empresas que hayan invertido desde diciembre de 2017.

Hay desfalcos que contienen nombres y apellidos vinculados a familiares de miembros del gabinete de Moreno. Es el caso de Juan Sebastián Roldán, cuya suegra Ximena Maldonado recibirá una condonación de $1 millón de dólares por el caso Ofivent gracias a la disposición general que extingue las deudas a la banca cerrada por el feriado bancario de los garantes de las empresas cuyos representantes legales hayan fallecido. ¿Qué tiene que ver la muerte de un representante legal (un empleado) con la empresa, cuyo capital pertenece a los accionistas, no al representante legal?

La familia directa de Roldán fue beneficiaria de condondaciones de ¡12 préstamos! del Banco de Crédito, de Finagro, del Banco de Préstamos, de BanUnión, de la Financiera Iberoamericana, del Banco del Austro que nunca pagó. Los montos condonados en 2018 eran de 354 mil dólares, 220 mil dólares, 111 mil dólares y otros adicionales. Luego de intentar librarse de las deudas judicialmente, tenían que buscar otra opción en la Junta Monetaria.

Este caso está documentado en las actas de la Junta Monetaria y es una de las razones del cambio del delegado de Moreno a dicha Junta. Roldán pidió el cambio de delegado porque no quería dar paso a este desfalco. Pero el antecedente ya quedó en actas y no le quedó otra opción que personalmente incluir la condonación en los textos de las disposiciones reformatorias de la Ley Trole 3 cuando el texto pasó por la Secretaría de la Presidencia. Cuando el Estado perdona deudas a los pudientes ahí se olvidan del déficit fiscal y del supuesto “sobre endeudamiento”.

No podemos olvidar que los Roldán están bien representados en la Embajada en España y en la Secretaría Particular de la Presidencia. Tampoco podemos olvidar que Roldán embajador ofreció entregar los créditos hipotecarios de los migrantes españoles a los bancos ecuatorianos, principalmente al banco de su amo, Fidel Egas.

No podemos olvidar que los Roldán también están defendiendo a Chevron. No es una figura literaria. Literalmente la familia Roldán es accionista del estudio jurídico que acusa al Estado ecuatoriano en nombre de Chevron. Por eso no nos sorprende que este gobierno haya preferido actuar en nombre de Chevron comedidamente, y en contra de las comunidades amazónicas, en la corte suprema canadiense.

Aquí tenemos una razón más para demandar la inconstitucionalidad de la Trole 3.